story guide

GUÍA Guía al patrimonio cultural de Japón

Geido, el camino del arte, engloba muchas formas de la cultura tradicional.

Sado (ceremonia del té), kado (arreglo floral), shodo (caligrafía) y bonsái son todas artes japonesas tradicionales muy consolidadas. Cada uno requiere movimientos concretos y gran atención al detalle con el objeto de aumentar la conexión de los artistas y los espectadores con el mundo y su comprensión Reserva tiempo para vivir una auténtica experiencia japonesa durante tu estancia.

Sado — la ceremonia del té

La ceremonia del té, de más de 1000 años de antigüedad, y muy influida por la filosofía Zen, es el ritual por el que se prepara y sirve el té matcha. Matcha es un té verde espeso y de intenso sabor que suele acompañarse de dulces tradicionales para compensar su sabor amargo. Lo más importante de la ceremonia no es la bebida, sino el proceso de preparación. Cada movimiento forma parte de una minuciosa coreografía e incluso se tiene en cuenta la disposición de los asientos. En este sentido, hay muchas pautas de etiqueta a tener en cuenta. Un instructor o monitor te ayudará a apreciar los muchos matices implicados.

Ikebana — arreglos florales

El ikebana es el resultado de combinar varios elementos: las flores, las plantas, el jarrón y el espacio. Cada uno de ellos se suma para crear una impresionante manifestación artística temporal. Hay más de 20 estilos diferentes de arreglos, y los tres principales son Ikenobo, Sogetsu y Ohara. Ikenobo es el más antiguo y trata de evocar un paisaje natural o una planta en crecimiento. Sogetsu es un estilo más libre que comenzó a practicarse en la década de 1920. En el Sogetsu se combina libremente cualquier material de manera única y dinámica con el fin de realzar cualquier espacio e integrarse en él. Ohara engloba muchos estilos distintos, desde el básico Hana-isho hasta el Hanamai, que juega con la tridimensionalidad en sus composiciones. Grandes almacenes, restaurantes, tiendas e incluso estaciones de tren suelen exponer ikebana para disfrute de sus visitantes.

Shodo — caligrafía

Verás caligrafía por doquier en todo Japón, desde escaparates y escuelas hasta lugares públicos. Los estilos con caracteres de imprenta, semicursiva y cursiva se emplean para crear diferentes efectos, junto con las variaciones en las tonalidades y consistencia de la tinta. Al igual que el ikebana, gran parte de la belleza del shodo deriva del uso del espacio negativo. Puedes asistir a una clase con instructores de habla inglesa. Si lo que te interesa es su estética, dirígete a un museo, santuario o templo. Si deseas llevarte un recuerdo a casa, los monjes de los templos más grandes pasan horas dibujando caracteres y proverbios que se venden a precios razonables en las tiendas de los templos.

Bonsái

El arte del bonsái tiene más de 1000 años de antigüedad y consiste en cultivar árboles miniatura en macetas de modo que imiten la forma y la escala de los de tamaño natural. Este arte se vinculó al pensamiento Zen desde sus inicios y su finalidad es suscitar la reflexión de quien lo contempla. Se necesitan años de experiencia y esfuerzo para cultivar un bonsái (puede ser casi de cualquier especie que se pueda mantener en miniatura a largo plazo). Si quieres probar suerte, ve al Museo Shunkaen Bonsai y apúntate a una clase para vivir la experiencia en primera persona. Visita el Museo del Arte del Bonsái de Omiya , en Saitama , y los jardines abiertos que lo rodean, otro lugar donde apreciar muchos ejemplos de bonsáis.

Palabras clave

Please Confirm Your Location

We use location data to provide you with accurate tourism info