Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

Santuario Meiji-jingu 明治神宮

Meiji-jingu Shrine Meiji-jingu Shrine
Meiji-jingu Shrine Meiji-jingu Shrine

Fusión de historia y cultura pop moderna en Tokio

Este santuario sintoísta, rodeado por un frondoso bosque en el mismo corazón de Tokio , está dedicado a Meiji (1852-1912) y Shoken, los primeros emperadores de la era moderna de Japón.

Meiji-jinju debería ser una de tus primeras paradas en la ciudad de Tokio, porque toda visita a los bulliciosos barrios de Shibuya y Harajuku combina a la perfección con un relajado paseo por los populares caminos que conducen a la puerta de entrada del santuario.

No te pierdas

  • La casa museo de Meiji-jingu y sus numerosas antigüedades de la realeza y objetos de eras pasadas
  • El tradicional jardín interior, un «lugar de poder» escondido
  • El Gran Festival de Primavera del santuario, entre finales de abril y principios de mayo

Cómo llegar

Meiji-jingu se encuentra junto a las estaciones de Harajuku y Meiji-jingumae.

Si viajas en el JR, toma la línea Yamanote hasta la estación de Harajuku. Si viajas en metro, toma las líneas Chiyoda o Fukutoshin hasta Meiji-jingumae. El santuario queda a 10 minutos de ambas estaciones.

Datos breves

En 2020, el santuario celebrará su centenario coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Tokio

El bosque que rodea Meiji-jingu y el parque de Yoyogi cuenta con más de 120 000 árboles

Casi cien años de historia

El santuario se construyó en 1920 en conmemoración de los primeros gobernadores reales de la era moderna, el emperador Meiji y la emperatriz Shoken.

El emperador Meiji, un temprano defensor de las ideologías que más tarde definirían Tokio, revolucionó el Japón moderno incentivando una sociedad más occidentalizada y motivando las relaciones con algunas de las máximas potencias mundiales. Al igual que en muchos otros lugares, los santuarios de Tokio fueron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruidos gracias a la recaudación de fondos públicos.

Sal de la ciudad para adentrarte en el entorno natural

Después de pasar la estación de Harajuku, entrarás en el bosque por un camino serpenteante que conduce hasta los terrenos principales del santuario. Árboles prominentes cobijan el corto paseo hasta las puertas frontales del santuario, al mismo tiempo que aíslan la zona del tumulto y el ruido de la ciudad.

Cruza la puerta torii para entrar en el recinto del santuario, donde te parecerá imposible de creer que estés en medio de una de las ciudades más ajetreadas del mundo. Este apacible bosque cuenta con más de 100 000 árboles de diferentes especies, donados por el resto de zonas de Japón.

Sumérgete en las tradiciones del santuario

En el centro de este bosque urbano se halla el complejo de Meiji-jingu. Si acabas de llegar a Tokio , es una buena opción para visitar tu primer santuario. Hay numerosas indicaciones en inglés para que te resulte más sencillo participar en los tradicionales rituales sintoístas, como hacer ofrendas o rezar en la sala principal, escribir tus deseos en una tablilla de madera ema o comprar tu amuleto de la suerte o protector.

Detrás de la sala principal, se alzan otros edificios de importancia histórica dignos de explorar, como la casa museo de Meiji —que abrió un año después que el templo— en el extremo norte del complejo. En ella se albergan objetos históricos y efectos personales del emperador y la emperatriz.

El «lugar de poder»

El jardín interior ocupa el extremo sur del complejo y a menudo pasa desapercibido por los visitantes, si bien conforma una parte importante del santuario. El emperador y la emperatriz solían visitar los jardines de lirios y es uno de los motivos por los que se construyó aquí Meiji-jingu.

Hay que pagar entrada para poder acceder al jardín, pero serás recompensado con un exquisito laberinto de escénicos senderos de montaña, tradicionales mantos de flores y una típica casa de té japonesa. El pozo de Kiyomasa, cuyo nombre es en honor al comandante militar que lo cavó 400 años atrás, es considerado un «lugar de poder» que la gente visita para recibir positividad y energía fortalecedora.

Un centro para festivales y eventos

Gracias a su céntrica ubicación y su rica historia, en el recinto del santuario Meiji-jingu se celebran diversos festivales a lo largo del año.

Empiezan con el Nikku-sai en Año Nuevo, en el que se concentran casi tres millones de visitantes deseando un año lleno de fortuna, y terminan con el ritual Joya-sai el 31 de diciembre. En casi cualquier época del año tiene lugar algún acto.

Si te encuentras en Tokio entre finales de abril y principios de mayo, no te pierdas el Gran Festival de Primavera, con increíbles actuaciones de música y bailes ceremoniales. Si tu visita no coincide con ningún festival, lo más seguro es que puedas ser testigo de alguna boda sintoísta tradicional en Meiji-jingu. Así que estate atento para no perderte la procesión.

Además, cerca está el parque de Yoyogi, donde también se celebran diversos festivales modernos, ferias de alimentación y actuaciones a lo largo del año.

Cerca de Santuario Meiji-jingu

Meiji-jingu Shrine Historia
Santuario Meiji-Jingu Tokyo-to
Yoyogi Park Naturaleza
Parque De Yoyogi Tokyo-to
Kokuritsu Nogakudo -National Noh Theater Cultura
Teatro Nacional De Noh Tokyo-to
NHK Studio Park Atracciones
Nhk Studio Park Tokyo-to
Harajuku & Omotesando & Aoyama Area De Compras
Harajuku Tokyo-to
Atracciones
Bar New York Tokyo-to

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages