Ise-jingu Geku Shrine

MIE Ise Ise es el hogar de la diosa del sol y el dinámico corazón de la fe sintoísta, pero también cuenta con maravillas naturales y delicias culinarias

Ise es el hogar de la diosa del sol y el dinámico corazón de la fe sintoísta, pero también cuenta con maravillas naturales y delicias culinarias

En la zona este de Mie se encuentra la bahía de Ise, en la que destaca el santuario Ise-jinja , pero hay muchas cosas que ver y hacer. Además de explorar los aspectos religiosos de la región, también tendrás la posibilidad de pasear por los distritos históricos, descansar en sus playas de arena y deleitarte con diferentes delicias locales, como buey de Matsusaka, langosta espinosa y abulones.

No te pierdas

  • La atmósfera mística del santuario interior Ise-jingu
  • Un granizado en una de las tiendas de la ruta de peregrinación de Ise
  • Un momento de relax playero en Toba

Cómo llegar

Desde Osaka y Nagoya se puede llegar fácilmente a la zona de la bahía de Ise con el tren Kintetsu.

La ciudad de Ise es el punto de partida más habitual para viajar por la zona. El tren rápido limitado de Kintetsu te llevará hasta la estación de Iseshi en aproximadamente 2 horas desde Osaka y 2 horas y 15 minutos desde Kioto. Desde Nagoya, el viaje dura unos 90 minutos.

El alma de Japón

El sintoísmo es la religión autóctona de Japón, y el santuario Ise-jinja es su lugar más sagrado, en el que se adora a Amaterasu, la diosa del sol. El santuario y sus alrededores se pueden visitar en un solo día, pero si pasas la noche aquí podrás explorar la zona con más calma.

El santuario exterior y el Museo de Sengukan

Aunque el santuario interior de Ise-jingu es el más famoso, también merece la pena visitar el santuario exterior y el contiguo Museo de Sengukan . Ambos se encuentran en el centro de Ise, a unos 10 minutos a pie de la estación de Iseshi. La arquitectura del santuario exterior es similar a la del interior, aunque menos grandiosa.

La colección del Museo de Sengukan se centra en el santuario y su arquitectura, e incluye una réplica pequeña del complejo principal del santuario exterior, un lugar sagrado cerrado al público general. También se pueden ver réplicas de los muchos tesoros que se mantienen lejos de los ojos del hombre en el santuario principal.

El santuario interior

El santuario interior está dedicado a Amaterasu, la diosa sintoísta del sol y ancestro místico de los emperadores de Japón. Se dice que entre sus muros se esconde también el yata-no-kagami, un espejo bendito que es una de las reliquias más sagradas de la nación.

No olvides pasar por la serpenteante y larga calle que discurre a la izquierda de la entrada al santuario interior, con su enorme colección de tiendas y restaurantes.

Para entrar en los recintos del santuario, cruza el puente de Uji de madera, atravesando las puertas torii de cada extremo. Se cree que, así, los visitantes se purifican antes de entrar en los terrenos sagrados.

Hay muchos santuarios menores interesantes y otras estructuras sintoístas por todo el terreno, pero el acceso público al edificio principal del santuario está en gran parte restringido. Solo el emperador y los sacerdotes sintoístas de mayor rango pueden acceder al interior. En cualquier caso, el ambiente solemne del lugar convierte cualquier paseo por el exuberante entorno natural en una experiencia increíble. Dedica tiempo a ver a las multitudes que vienen a rezar aquí de todo Japón.

Tiendas y restaurantes

Después de visitar el santuario, puedes pasear por la cercana calle de Oharaimachi y la plaza de Okage Yokocho para degustar su oferta culinaria, como los espesísimos fideos udon de Ise y el granizado típico. Si eres aficionado al té verde, estás en el lugar ideal, ya que Ise es el tercer productor del país. También es una buena oportunidad para llevarte a casa algún regalo especial para tus amigos y familiares.

Más allá de Ise

Aunque Ise es el principal protagonista de la zona, también merece la pena visitar Matsusaka y Tsu.

Matsusaka fue en su momento una próspera ciudad comercial con un castillo que dominaba la zona, cuyos muros permanecen todavía en pie para deleite de los turistas. Pero la ciudad debe su fama actual a la veteada ternera de Matsusaka, que rivaliza con la más conocida variedad de Kobe y, según algunos, la supera. Incluso lo utilizan para hacer sushi. El yakitori de Matsusaka con miso tiene una reputación estelar entre los entendidos de la cocina.

Gracias a su ubicación central, Tsu es una base perfecta para visitar otras zonas de la prefectura de Mie. No te pierdas el Museo de Arte de la Prefectura de Mie y su colección de arte de estilo occidental elaborado por artistas japoneses.

Los amantes del sol y el mar podrán disfrutar de numerosas playas a lo largo de la bahía de Ise, particularmente en Toba, al este de la ciudad de Ise.

Cerca de Ise

Ise-jingu Geku Shrine Historia
Mie Ise
Ise-jingu Naiku Shrine Historia
Mie Santuario Ise-Jingu (Interior) Mie-ken
Houraitei
Mie Houraitei Steak
Oharai-machi Historia
Mie Oharaimachi Mie-ken
DAIKI
Mie Daiki Sashimi (Raw Sliced Fish)
Miyabi
Mie Miyabi Banquet Dinners
Miyagawa-Tsutsumi Park Naturaleza
Mie Parque De Miyagawa Tsutsumi Mie-ken
Ikiunagi-no Kabayaki Ikiunaginokabayaki
Mie Ikiunagi-No Kabayaki Ikiunaginokabayaki Eel / Unagi (Freshwater Eel)
Matsusaka Castle town & Gojyoban Residence & castle ruins & Matsusaka beef Historia
Mie Matsusaka Mie-ken
Tsu Area Cultura
Mie Tsu Mie-ken
Mie Kenritsu Bijutsukan Art Museum Arte Y Diseño
Mie Museo De Arte De La Prefectura De Mie Mie-ken
Garden of the Former Residence of Kitabatake Family Atracciones
Mie Jardines Samurái De Kitabatake Mie-ken