Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

story guide story guide

GUÍA Observación de aves en Japón

La increíble diversidad natural y las grandes medidas de conservación del país convierten a Japón en un paraíso para las especies endémicas y las aves migratorias

No todos los turistas llegan a Japón a través de sus principales aeropuertos. El país recibe también a una gran cantidad de aves migratorias cada año. En primavera y otoño llegan las aves limícolas, mientras que los gorriones y tiránidos visitan el archipiélago en verano y los patos, emberízidos y fringílidos lo hacen en invierno. El país también alberga numerosas especies endémicas, muchas de ellas poco habituales y de extraordinaria belleza, lo cual explica por qué el país del sol naciente ocupa el primer lugar en la lista de destinos favoritos de muchos amantes de las aves. Japón se extiende desde las zonas climáticas subárticas hasta las subtropicales, y esta diversidad, combinada con sus cuatro estaciones bien diferenciadas y la heterogeneidad orográfica del país, genera diferentes entornos acogedores para una gran variedad de vida silvestre.

Las grullas de coronilla roja son muy conocidas por su elaborada danza de cortejo

Aves bailarinas

La grulla de coronilla roja, conocida localmente como tancho, probablemente sea la especie más preciada entre los amantes del avistamiento de aves en Japón. De porte elegante, está considerada como un símbolo de felicidad y longevidad. Lleva siglos apareciendo representada en el arte japonés y, en la actualidad, incluso podrás encontrarla en kimonos nupciales, botellas de sake y puertas shoji de papel. Tal vez sea más conocida por el baile de apareamiento aparentemente coreografiado que realiza entre los meses de febrero y marzo. Y, dado que más de la mitad de la cada vez más escasa población de grullas rojas del mundo habita en Hokkaido , este es uno de los mejores lugares del mundo para presenciar dicho espectáculo. Las grandes medidas de conservación tomadas en la región están logrando recuperar la población después de haber sido cazada hasta el borde de la extinción. La población de grullas de las marismas Kushiro de Hokkaido ha pasado de alrededor de 20 a unos 1300 ejemplares y resulta especialmente interesante para los observadores de aves debido a su comportamiento mayoritariamente no migratorio, ya que únicamente se desplazan 150 kilómetros en invierno, algo único en esta especie. Hokkaido acoge a más de 300 especies de aves silvestres, muchas de las cuales migran desde Siberia durante el invierno, lo cual supone alrededor de la mitad de las aves de Japón y explica por qué este es el destino del país más codiciado por muchos observadores de aves.

La población de cigüeñas orientales de Japón en libertad comienza a recuperarse de su pasada extinción

En contra de todas las previsiones

Las cigüeñas de la ciudad costera de Toyooka, a unas 2 horas y media al noroeste de Kioto , son otras de las especies más codiciadas por los observadores de aves. La región dedica gran parte de sus recursos a recuperar la extinta población de cigüeñas orientales de Japón en libertad. En 1985 se introdujo un nuevo grupo de cigüeñas procedentes de Rusia, después de que el último ejemplar conocido de la zona falleciera en 1971. Desde entonces, la población se ha recuperado hasta llegar a cerca de 170 ejemplares. Las plantaciones de arroz de agricultura ecológica de la zona garantizan la abundancia de las criaturas que sirven de alimento a las cigüeñas, y la cosecha posterior, conocida como «arroz de cigüeña», se considera un producto de primera calidad.

Forjando un futuro para las aves de Japón

La protección de los hábitats de las aves es una prioridad en Japón, que cuenta con 190 áreas importantes para la conservación de las aves (IBA, por sus siglas en inglés) identificadas por BirdLife International para garantizar su conservación. Según esta organización, 49 de las 446 especies de aves de Japón están amenazadas a nivel mundial y 21 son endémicas. Las tres áreas de aves endémicas que ha identificado en Japón son las islas de Izu , las islas Ogasawara y las islas Nansei.

El carbonero de Owston es un ave endémica de las sureñas islas de Izu

Islas de Izu

Para los observadores de aves, Hachijojima y Miyakejima son las estrellas indiscutibles de este archipiélago. Los zorzales de las Izu hacen sus nidos en los jardines y zonas boscosas de Hachijojima, donde los amantes de las aves también podrán encontrar mosquiteros de Ijima y petirrojos de las Izu. Otras aves de la zona incluyen a los zorzales blancos, las buscarlas de Pleske, los vencejos del Pacífico y los vencejos mongoles. En Miyakejima podrás encontrar prácticamente las mismas especies, además de carboneros de Owston, palomas negras japonesas, picos kizuki​, chochines comunes y ojiblancos japoneses. Se puede llegar a las islas en unas 6 horas y media en ferri desde Tokio.

Se pueden ver ojiblancos japoneses por todo el país

Islas Ogasawara

No hay nada más lejos que este archipiélago. Este archipiélago conocido como las Galápagos de Oriente ha sido declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO y técnicamente forma parte de Tokio, aunque el ferri tarda nada menos que 25 horas en llegar hasta él. La falta de aeropuertos y el hecho de que el ferri únicamente salga cuatro veces al mes permite que la naturaleza cuente con el espacio que necesita para prosperar. El archipiélago es uno de los destinos favoritos de los aficionados al avistamiento de aves por la presencia del apalopteron u ojiblanco de Bonin, un pájaro cantor endémico de la isla de Hahajima . También hay piqueros pardos y pardelas del Pacífico en Minamijima, y un sitio de cría para las comunes pardelas de Bryan. Incluso el trayecto en ferri es una oportunidad fantástica para el avistamiento de aves como piqueros patirrojos, skuas árticos, albatros de Laysan y petreles de Bonin.

El pito de Okinawa es un ave endémica de la región

Islas Nansei

Este archipiélago se compone de casi 200 islas que se extienden entre Kyushu y Taiwán y cuyos entornos subtropicales atraen a especies que no se pueden ver en ninguna otra parte de Japón, como el avetorillo canelo. Sin embargo, el archipiélago también alberga especies exclusivas de estas islas, como la chocha de Amami y el pito de Okinawa , un ave poco común de la isla homónima. El rascón de Okinawa, un pájaro solitario que no vuela descubierto en 1981, es una de las aves más preciadas por los ornitólogos en sus viajes a las islas Nansei.

Las islas Nansei son uno de los mejores lugares para ver rascones de Okinawa, un ave no voladora muy poco común

Avistamiento de aves poco comunes

El ibis crestado fue reintroducido en Japón desde China después de haberse extinguido en el país en 2003. En 2008 se liberaron parejas criadas de forma artificial en la isla Sado, frente a la costa de Niigata. Desde entonces, la población ha ido mostrando signos prometedores de crecimiento y ya son más de 40 los ibis que han nacido en plena libertad.

Es habitual ver piqueros pardos en las islas de Izu, Kyushu y las islas de Ogasawara

Observaciones urbanas y continentales

No obstante, no hace falta aventurarse a los confines más lejanos del país para ver algunas especies fascinantes. Por ejemplo, el hermoso pato mandarín y la cerceta de alfanjes viven en diferentes lugares de Tokio. El diminuto ojiblanco japonés de color verde aceituna puede ser visto en cualquier parte de su país nativo, mientras que también es habitual ver milanos negros, especialmente en las regiones montañosas. Otros avistamientos urbanos espectaculares incluyen al ampelis japonés desde noviembre hasta abril y el común ruiseñor azul. La pita ninfa es difícil de encontrar, pero siempre puedes probar tu suerte en las prefecturas de Kochi y Miyazaki . Esta hermosa ave migra a Japón en mayo y suele habitar en laderas boscosas.

Aunque Hokkaido sea el lugar de Japón más conocido por los ornitólogos, gracias a la diversidad orográfica y las marcadas diferencias estacionales del país siempre vas a encontrar algo nuevo que descubrir allá donde vayas. Por ello, y aunque siempre puedes participar en una excursión de avistamiento de aves organizada, tampoco te van a faltar oportunidades de descubrir especies increíbles en cualquier parte de Japón si prefieres disfrutar de esta experiencia en solitario.

Lugares para el avistamiento de aves en Japón

1. Marismas Kushiro de Hokkaido Grullas de coronilla roja 2. Toyooka Cigüeña oriental 3. Islas de Izu: Hachijojima Zorzales de las Izu, mosquiteros de Iijima, petirrojos de las Izu, zorzales blancos, buscarlas de Pleske, vencejos del Pacífico y vencejos mongoles 4. Islas de Izu: Miyakejima Carboneros de Owston, palomas negras japonesas, picos kizuki​, chochines comunes y ojiblancos japoneses 5. Islas Ogasawara: Hahajima Ojiblanco de Bonin 6. Islas Ogasawara: Minamijima Piqueros pardos, pardelas del Pacífico, pardelas de Bryan 7. Islas Nansei Avetorillo canelo, chocha de Amami, pito de Okinawa, rascón de Okinawa 8. Tokio Pato mandarín, cerceta de alfanjes, ojiblanco japonés, milanos negros, ampelis japonés, ruiseñor azul 9. Kochi y Miyazaki Pita ninfa

Excursiones para avistamiento de aves en inglés

Todas las fotografías, excepto las de las grullas de coronilla roja, han sido realizadas por el Ministerio de Medio Ambiente, Toyooka.

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages