Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

sg072 sg072

GUÍA Senderismo en Japón

Su terreno montañoso convierte a Japón en un atractivo destino para entusiastas del senderismo y el montañismo

Las principales ciudades del país tienen alguna montaña cerca, por lo que, si quieres dominar alguna cumbre, aquí tienes muchas opciones, independientemente de tu nivel. La gran variedad de rutas incluye desde senderos por los que disfrutar de tranquilos paseos hasta destinos en los que los senderistas y escaladores más avanzados podrán realizar ascensos más desafiantes.

Además de la emoción de la aventura, el senderismo ofrece una nueva y fascinante perspectiva de Japón. Las caminatas por la montaña revelan diferentes fenómenos naturales, como impresionantes cascadas, géiseres humeantes, ríos de aguas cristalinas y unas vistas increíbles. El paisaje cambia de forma drástica con las estaciones. Así, el manto de hojas coloridas que podrás contemplar en otoño se transforma en nieve, en invierno, y en flores, en primavera.

 

Hay una gran variedad de rutas de senderismo por todo Japón

 

Las rutas de senderismo más famosas del país

Japón ofrece una gran variedad de opciones a los amantes de la montaña, pero hay un conjunto de rutas emblemáticas que aportan un prestigio especial a quienes las completan. Mientras que algunas de ellas requieren varios días de caminata, por lo que solo están recomendadas para senderistas consumados, otras cuentan con numerosos caminos, de manera que completarlas está al alcance de cualquiera.

 

La ruta más conocida del país es la del desafiante ascenso al monte Fuji

 

Ascenso al monte Fuji

Cada año, miles y miles de personas se dirigen al monte Fuji para conquistar la ruta de senderismo más famosa de Japón. La temporada oficial de escalada en el monte Fuji comienza a principios de julio y finaliza el 10 de septiembre. La mayoría de aquellos que optan por seguir la popular ruta Yoshida comienzan su ascenso a partir de la quinta estación, donde podrás encontrar una gran variedad de tiendas de recuerdos y comida, lo que te permitirá abastecerte antes de comenzar el ascenso. Aunque la ruta es todo un desafío, el majestuoso paisaje que se abrirá ante ti al llegar a la cima compensará con creces el esfuerzo realizado.

No es una excursión para hacer de forma espontánea, ya que hay que llevar equipamiento especializado, puesto que hasta para completar las rutas más cortas se necesitan entre cinco y ocho horas. Si te organizas con antelación, puedes reservar un espacio en un refugio para descansar durante la caminata, aunque tal vez no puedas dormir demasiado, ya que las habitaciones son pequeñas y compartidas. Los senderos suelen estar bastante concurridos, así que, si puedes, evita los fines de semana y festivos.

 

Muchas de las caminatas más conocidas incluyen un componente de peregrinaje

 

Una caminata sagrada de varios días

Los tres santuarios de la zona de Kumano , que llevan siglos siendo objeto de peregrinaciones religiosas, siguen siendo muy populares entre los amantes del senderismo. Sus tres rutas principales ofrecen unas vistas espectaculares en su transcurso por diferentes prefecturas a lo largo de la mayor península del país.

La ruta tradicional a través de Kumano Kodo dura alrededor de cinco días, pero también se pueden hacer trayectos más cortos, algunos de ellos, incluso, sin necesidad de pernoctar. Aunque se puede hacer de forma independiente, muchas empresas ofrecen excursiones guiadas, lo cual elimina todas las molestias de la planificación y añade comodidad a la experiencia. Las rutas están abiertas todo el año, pero los fines de semana y festivos son, con diferencia, cuando más afluencia hay. Incluso en los días más concurridos merece la pena unirse a la multitud para disfrutar de uno de los paseos más espirituales de todo el continente asiático.

 

Las caminatas pueden durar desde unas horas hasta días e, incluso, semanas

 

88 templos repartidos por cuatro prefecturas

El camino de Shikoku —Shikoku Henro en japonés— abarca toda la región de Shikoku y exige, sin duda alguna, un cierto compromiso. Esta antigua ruta recorre las cuatro prefecturas de la isla —Ehime, Kagawa, Kochi y Tokushima— y pasa por 88 templos sagrados a lo largo del camino. Se trata de una empresa exigente, pero muy satisfactoria desde un punto de vista espiritual.

La ruta de peregrinación de los 88 templos permite mucha flexibilidad, ya que, al ser circular, puedes comenzarla donde quieras y moverte en la dirección que prefieras. Lo clásico es completar la caminata a pie, lo cual implica pasar más de 60 días caminando por Shikoku, pero la mayoría de la gente combina caminata y transporte público en su trayecto. Hagas lo que hagas, se trata de una gran oportunidad para disfrutar de la belleza de Shikoku.

 

Los Alpes Japoneses se extienden a lo largo de seis prefecturas

 

Una exuberante cordillera

Los Alpes Japoneses , en la región central de la principal isla del país, ofrecen numerosas oportunidades para practicar senderismo. La cordillera se extiende a través de seis prefecturas y se divide en los Alpes Japoneses del Sur, del Centro y del Norte. Esta cadena montañosa ocupa una amplia extensión, por lo que está repleta de rutas y senderos para caminar, además de numerosos templos y estaciones de descanso tradicionales.

Dado que gran parte de los Alpes Japoneses atraviesan la prefectura de Nagano, esta fría región es el punto de partida perfecto para disfrutar de la mayor diversidad posible. En las montañas Hida, al norte, se encuentran algunas de las rutas de senderismo más apreciadas del país. Las Akaishi, al sur, son algo más templadas y esconden tras ellas hermosos ríos y lagos.

 

Las rutas menos famosas de Japón suelen estar mucho menos concurridas

 

Salir de los caminos más transitados

No todas las rutas de senderismo de Japón tienen una gran afluencia. Todo el archipiélago cuenta con destinos que, a pesar de no acaparar tanta atención como el monte Fuji, también tienen su encanto.

En los Alpes Japoneses del Norte, podrás disfrutar del valle de Kamikochi y sus vistas de postal repletas de ríos y montañas. Esta zona de Nagano se puede visitar desde abril hasta mediados de noviembre. Sin embargo, a pesar de ser un destino muy popular, no tiene nada más que unos pocos hoteles y tiendas. Entre la gran variedad de rutas de senderismo se encuentran los senderos panorámicos que flanquean al estanque Taisho. Mantén los ojos bien abiertos para poder ver a los monos salvajes y la colorida variedad de aves de la zona. El otoño es la mejor época para visitar este lugar, siempre y cuando no te incomoden las multitudes, ya que podrás disfrutar de los espectaculares colores característicos de esta estación.

El parque nacional de Daisetsuzan , que se encuentra en el centro de Hokkaido, es el más grande de Japón. Entre sus muchas atracciones se incluyen diferentes picos de montaña que se pueden escalar. El monte Asahi, el más alto de todos ellos, es uno de los destinos favoritos de senderistas en verano y un auténtico paraíso para amantes del esquí y el snowboard en invierno. La zona alberga además diversas aguas termales naturales y una gran variedad de especies animales autóctonas. Su accidentado y montañoso terreno impresiona en cualquier época del año.

Los rincones más alejados de Japón ofrecen algunas de las mejores opciones del país para hacer senderismo. A Yakushima , que se encuentra cerca de la prefectura de Kagoshima , se puede llegar en barco o avión, tomando uno de los vuelos ocasionales que salen de Tokio. Una suerte de senderos fáciles de transitar serpentean a través de los primitivos bosques de cedro que cubren la isla. Los senderistas más intrépidos también pueden atreverse con las montañas más empinadas de Yakushima.

 

Los senderos incluyen desde tranquilos paseos hasta escaladas para expertos

 

El monte Kita, situado en los Alpes Japoneses del Sur de la prefectura de Yamanashi, es el segundo pico más alto del país y un popular destino para la práctica del senderismo, ya que ofrece tres rutas principales de ascenso a la cima, todas ellas a través de varios bosques y un río. Cerca de la cumbre hay varios refugios en los que te puedes alojar, además de una zona de acampada.

La península de Shiretoko , en el extremo de Hokkaido, es el punto más oriental de Japón. Esta parte de la isla septentrional cuenta con varias montañas impresionantes, como el monte Rausu, y está repleta de senderos, aunque se aconseja ir con guía, ya que es una zona habitada por osos. En la zona del parque se puede dar un paseo más relajado y ver los pintorescos cinco lagos de Shiretoko. Las cascadas son el principal atractivo en verano, mientras que, en los meses más fríos, los témpanos de hielo se convierten en el centro de todas las miradas.

El monte Daisen , en la prefectura occidental de Tottori, es el pico más alto de la región de Chugoku. Este destino espiritual, que alberga grandes templos budistas, atrae a personas de todo el país, lo cual es una buena indicación de que merece la pena incluir estos lugares sagrados en tu ruta. Para los amantes de la escalada, las crestas ofrecen unas magníficas vistas de la región circundante. La zona alcanza su punto álgido en otoño, cuando las hojas cambian de color.

El monte Aso , en la prefectura de Kumamoto, es un volcán activo que entró en erupción, por última vez, en 2016, por lo que es recomendable informarse antes de embarcarse en una ruta por la zona. Cuenta con muy buenas opciones para hacer senderismo, entre las que se incluye el propio cráter, siempre que las condiciones sean seguras. También puedes tomar el famoso teleférico del monte Aso hasta el volcán. Al senderismo se une la oportunidad de montar a caballo al pie de la montaña o disfrutar de sus verdes praderas.

 

Todas las ciudades de Japón ofrecen la posibilidad de hacer excursiones fáciles de un día

 

Excursiones fáciles de un día desde las principales ciudades de Japón

En la capital de Japón se puede realizar una gran cantidad de rutas fáciles de un día dentro de los límites de la metrópolis. La más popular es la visita al monte Takao, situado a una hora en tren de la estación de Shinjuku. Una vez allí, podrás elegir entre ocho senderos de ascenso, cada uno de ellos con un nivel de dificultad diferente. Recuerda reservar algo de tiempo para disfrutar de las aguas termales naturales, que podrás encontrar algo más arriba, o disfrutar de una buena carne a la parrilla en la terraza que abre en verano.

Para llegar al monte Mitake se necesita algo más de tiempo; alrededor de 1 hora y 15 minutos, en tren, desde Shinjuku. Merece la pena disfrutar del paisaje de este rincón de Tokio, el cual consiste en un gran extensión de tierra donde podrás explorar bosques, gargantas y pequeños barrios. Si bien parte de su atractivo reside en su popular santuario, al que acuden numerosos caminantes japoneses, los senderos en sí también revelan una enorme belleza natural. Una de las mejores experiencias de hacer una ruta por el monte Mitake consiste en adentrarse en las zonas bajas y contemplar los ríos y cascadas de la zona.

Muchos de los habitantes de Tokio se dirigen a Nikko , en la cercana prefectura de Tochigi, cuando necesitan desconectar de la ciudad. La zona cuenta con una interesante oferta de coloridos templos, aguas termales y tiendas de recuerdos tradicionales. Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de los senderos panorámicos que discurren a lo largo de los arroyos del lago Chuzenji , en Nikko. Junto al lago se encuentra el monte Nantai, un pico algo más desafiante donde poder hacer excursiones de un día. A poca distancia se encuentra Senjogahara, una amplia y pantanosa meseta desde la que se pueden contemplar unas vistas espectaculares cuando los colores del otoño están en su momento álgido.

Kamakura se encuentra al sur de Tokio. Esta ciudad costera cuenta con un clima más cálido, todo tipo de delicias culinarias y una famosa estatua de Buda que atrae a viajeros de todo el mundo. Sin embargo, en Kamakura, también podrás encontrar rutas de senderismo a través de los exuberantes bosques de la región. La mayoría son relativamente cortas, pero igualmente hermosas, y pasan por numerosos templos. Además, las temperaturas son más moderadas aquí que en las zonas más septentrionales. La ruta de senderismo de Daibutsu, que conecta varios templos a través de una agradable zona boscosa, es probablemente la mejor de todas.

A poca distancia de Osaka, en la región de Kansai, se encuentra una de las rutas de peregrinación más famosas de Japón. El monte Koya, en la prefectura de Wakayama, es conocido por sus templos y estructuras religiosas, donde se puede vivir como un monje durante un par de días. El sendero Koyasan Choishi Michi, que se extiende desde el pie de la montaña hasta la zona principal, es el principal camino para realizar el ascenso.

 

Se puede hacer senderismo en cualquier época del año

 

El monte Yoshino , en la prefectura de Nara, ofrece la oportunidad de realizar una encantadora excursión en cualquier época del año. El ascenso a la cima es relativamente sencillo y pasa por una ciudad de estilo tradicional y varios santuarios. El mejor momento para visitar el monte Yoshino es, sin duda, la primavera, cuando los cerezos se encuentran en plena floración. La ruta de ascenso se tiñe de rosa a principios de abril, por lo que es uno de los lugares más populares de Japón para contemplar el sakura. A pesar de la gran afluencia de personas, merece la pena poder contemplar la impresionante belleza de los árboles.

El parque de Minoo se encuentra a las afueras de Osaka. Tras un trayecto de 25 minutos, en tren, desde la estación de Umeda, podrás caminar a lo largo de un valle bordeado por árboles y cascadas. La caminata a través de este fácil sendero tiene una duración aproximada de 45 minutos. Al igual que muchos otros lugares similares, el parque de Minoo cobra vida en otoño, época en que se cubre de un manto de hojas de tonos rojizos, anaranjados y amarillos. No te olvides de hacerte con un «momiji tempura» por el camino para poder disfrutar de la exclusiva oportunidad de probar la hoja de arce frita.

Kioto no solo tiene mucho que ofrecer dentro de sus límites metropolitanos sino que, además, en tan solo 30 minutos de viaje hacia al norte, podrás llegar desde aquí a los pintorescos pueblos de montaña de Kurama y Kibune. Ambas poblaciones gozan de una relativa tranquilidad y ofrecen la oportunidad de realizar breves caminatas a través de montañas rodeadas de pueblos, por lo que son una excelente opción para disfrutar de una agradable escapada fuera de las concurridas áreas metropolitanas. Hay senderos que llegan hasta el templo de montaña Kurama y el santuario Kifune, dos destinos famosos de la zona. Aprovecha para pasar por Kurama Onsen tras el ascenso para disfrutar de un refrescante momento de relajación.

El santuario Fushimi Inari, situado al sur de Kioto, es un buen destino para disfrutar de una breve escapada de la ciudad. Este popular destino turístico es famoso por sus miles de torii naranjas, que flanquean el sendero que conduce al monte Inari, un lugar de gran importancia religiosa. Todos los caminos te llevarán hasta la cima, tanto si decides atravesar el corredor que forman las miles de puertas como si eliges ascender a través de una de las rutas descubiertas. El paseo, de tres horas de duración, pasa por una gran cantidad de pequeños santuarios, así como diferentes puestos en los que podrás disfrutar de una variedad de sabrosas comidas si quieres darte un descanso. Independientemente de cómo llegues a la cima, allí te esperan unas vistas de Kioto impresionantes.

 

Hacer senderismo es una de las mejores formas de descubrir la belleza de Japón

 

Consejos importantes antes de emprender los senderos

En general, a la hora de hacer senderismo en Japón, hay que tener en cuenta las mismas cosas que en otras partes del mundo. Sin embargo, también cabe mencionar algunas indicaciones más específicas del país.

Por ejemplo, en cualquier sendero, es muy habitual escuchar el sonido de las pequeñas campanas para osos que muchos excursionistas nipones llevan en sus bolsas o la ropa para mantener a los osos alejados. En algunos lugares, como Hokkaido e, incluso, en las zonas de los alrededores de Tokio, los osos pueden suponer un problema.

Los avispones gigantes, conocidos como «suzumebachi» en japonés, pueden ser más peligrosos, ya que, a pesar de que no suelen atacar a los humanos, sí pueden ponerse a la defensiva si te acercas demasiado a sus nidos.

En la mayoría de senderos de Japón podrás encontrar alojamientos donde poder pasar la noche. La mayoría de ellos tiene un precio de unos 6000 yenes, aunque también hay algunas opciones gratuitas con servicios muy básicos.

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages