story guide

GUÍA Guía para saber comer en Japón

Belleza, refinamiento y respeto son las palabras que mejor definen el concepto japonés de la comida.

El washoku, la cocina tradicional japonesa, pasó a formar parte de la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO en diciembre de 2013. Este merecidísimo reconocimiento honra el respeto y valoración del producto de temporada y la belleza de los ingredientes de la cocina japonesa. La atención al detalle incluye también el menaje donde se presentan los platos. El washoku es un fiesta para los sentidos, ya sea la más elaborada cena kaiseki o el desayuno de una pequeña posada.

¿Qué es la cocina japonesa?

El pescado fresco preparado como sashimi o sushi, los fideos udon de textura masticable o las cenas kaiseki de varios platos servidas en restaurantes exclusivos comparten características que los vinculan y definen la tradición culinaria japonesa. Los ingredientes frescos y de temporada son el elemento esencial. Otro rasgo es el uso del dashi, un caldo a base de ingredientes ricos en umami, como los copos de bonito seco rallado y alga kombu. El umami aporta matices y profundidad al sabor y une los demás sabores, dulce, agrio, salado y amargo.

Modales en la mesa

En Japón, la etiqueta en la mesa se fundamenta en que los invitados muestren aprecio por las molestias que se toma el anfitrión. Es una verdadera manifestación de la mentalidad «omotenashi» de la cultura japonesa. Teniendo en cuenta las medidas protocolarias generales, tanto el anfitrión como el huésped disfrutarán de una experiencia inolvidable.

Qué se debe y qué no se debe hacer

Se pueden sorber los fideos.

Trata de acabar toda la comida que hay en el plato.

Acércate el plato a la boca y no al contrario.

Trocea la comida en pedazos adecuados antes de llevártela a la boca.

Presta atención a cómo se sirve un plato (no lo desmontes ni comas de abajo a arriba).

No apoyes los codos sobre la mesa.

No comas directamente de la bandeja común (primero, sírvete una porción en tu propio plato y a disfrutarlo).

Los fundamentos del washoku

La cocina japonesa se centra en el equilibrio y se basa en destacar al máximo el sabor de los ingredientes en lugar de mezclarlos con salsas pesadas. Una típica comida consta de cinco platos: una sopa, tres guarniciones y un cuenco de arroz al vapor. La sopa suele ser un caldo claro con pescado, pollo o miso, y los platos de guarnición pueden contener diversos ingredientes frescos. También es digna de señalar la posición de los platos. Delante y a la izquierda se coloca el plato más importante, el arroz. Detrás de este se ponen los platos de guarnición y, finalmente, la sopa se coloca delante y a la derecha.

Cómo se usan los palillos

Aunque a los novatos les parezca una ardua tarea, los palillos son bastante fáciles de usar. Con un poco de práctica, pronto te sentirás cómodo comiendo con palillos. Para empezar, coloca un palillo entre el pulgar y el índice. Este primer palillo te proporcionará una base sólida. Sujeta el segundo palillo entre los dedos índice y corazón, como si fuera un lápiz. Ahora podrás moverlo y atrapar incluso los objetos más pequeños. Practica un poco recogiendo con ellos cualquier cosa, y después sal a disfrutar de tus nuevas habilidades.

Qué no se debe hacer con los palillos

Si bien son fáciles de usar, hay algunos errores comunes que debes tratar de evitar al usar palillos. No los uses como una cuchara, un cuchillo o un tenedor. No los claves en la comida, no son para hacer brochetas. Sujetarlos juntos en una mano o apuntar con ellos está mal visto. No los utilices para empujar platos o cuencos por la mesa. A la hora de usar los palillos, las dos prohibiciones principales son no clavarlos verticalmente en el cuenco de arroz y no pasar la comida de unos palillos a otros.

Cómo se sirven las bebidas

Se sujeta la botella con la mano derecha, con la etiqueta hacia arriba, apoyando su base sobre la mano izquierda. Sirve a los demás comensales, pero no te sirvas a ti mismo; deja que lo haga otra persona. Cuando alguien te sirve una bebida, lo educado es sujetar el vaso inclinándolo ligeramente. A diferencia de la comida, es perfectamente aceptable que no acabes tu bebida. Un vaso vacío es un vaso que hay que rellenar, así que, si no quieres que te lo llenen repetidamente, mantenlo lleno.

Please Confirm Your Location

We use location data to provide you with accurate tourism info