IT045 IT045

ITINERARIOS Diversidad y tradición alfarera en Nagasaki y Saga Like a pair of spectacles

Explora la cosmopolita Nagasaki y sus localidades vecinas, cuna del arte de la cerámica japonesa.

En Nagasaki se mezclan las influencias europeas y chinas con la tradición japonesa. Conoce el lado exótico de esta histórica ciudad portuaria y el desarrollo de la cerámica japonesa al recorrer las localidades vecinas de Arita, Imari y Karatsu.

Aspectos destacados

    Los estilos arquitectónicos chinos, occidentales y japoneses que coexisten en Nagasaki
    Una reflexión sobre la parte sombría de la historia de la ciudad: la persecución de los cristianos y la devastación atómica.
    Conoce las sutiles diferencias entre las cerámicas de Arita, Imari y Karatsu

Cómo llegar

Desde Tokio: 7 horas o 2 horas

Para ir en tren, toma el tren bala Tokaido-Sanyo hasta la estación de Hakata. El trayecto dura unas 5 horas. Luego, haz transbordo a la línea principal de Kagoshima en dirección a la estación de Nagasaki (2 horas). Si prefieres ir en avión, hay varios vuelos diarios desde el aeropuerto de Haneda hasta el de Nagasaki. El trayecto dura unas 2 horas.

Desde Fukuoka: 1 hora y 55 minutos

En la estación de Hakata, toma la línea principal JR Kagoshima hasta la estación de Nagasaki.

Mount Inasayama
Nagasaki
IT045
Templo Kofukuji
Megane Bridge
Puente De Meganebashi
Sofuku-ji Temple
Templo Sofukuji
IT045
Catedral De Oura
GLOVER GARDEN
Jardín Glover
Nagasaki Peace Park
Parque De La Paz De Nagasaki
Nagasaki Shinchi Chinatown
Barrio Chino De Nagasaki
Arita
Arita
Okawachiyama Village
Pueblo De Okawachiyama
IT045
Karatsu
karatsu & yobuko area
Castillo De Karatsu
Karatsu Kunchi Festival
Sala De Muestas De Hikiyama (Festival De Karatsu Kunchi)
Itoshima Hanto
Península De Itoshima
Día 1
Nagasaki Una mezcla de culturas

La ciudad portuaria de Nagasaki fue además el único lugar de todo Japón que permaneció abierto al mundo cuando el resto de la nación permanecía aislada durante el Sakoku, o período de aislamiento (1641-1854). Por su volumen de comercio internacional y su proximidad con la península de Corea, China y el sureste de Asia, es la ciudad con mayor diversidad histórica de Japón. La riqueza cultural todavía se percibe a día de hoy.

Templo Kofukuji El templo chino más antiguo de Nagasaki

Empieza el variado recorrido histórico y cultural por Nagasaki desde el templo chino más antiguo de la ciudad, Kofukuji, fundado en 1620 por un monje chino.

Ubicado en el corazón de la calle Teramachi, este edificio fue construido por los chinos para demostrar que eran seguidores budistas en una época en la que el cristianismo era perseguido y castigado. La estructura muestra evidentes rasgos arquitectónicos de influencia china, lo que la diferencia de otros templos japoneses. Kofukuji es el lugar de nacimiento de escuela Obaku del budismo zen en Japón.

Puente de Meganebashi Un reflejo óptico

A poca distancia a pie del puente de Kofukuji, el de Meganebashi (traducido como el «puente de las gafas») atraviesa el río Nakashima. El puente se llama así porque el reflejo de sus arcos de piedra se asemeja a un par de gafas. Este puente de doble arco está proyectado en piedra y fue construido en 1634 por los monjes chinos que vivían en el templo de Kofukuji.

Templo Sofukuji Transpórtate a China

Continúa tu recorrido en el cercano templo de Sofukuji, también ubicado dentro del Teramachi de Nagasaki. Con un diseño arquitectónico característico de la dinastía Ming de China (1368–1644), el templo destaca por su Puerta Interior y el Salón Principal de Buda, que fueron construidos en Ningbo, China, antes de ser desmontados, enviados a Nagasaki y montados de nuevo.

Los chinos de todo Japón se congregan aquí a finales de julio para el Festival Anual de Bon, un importante evento en el calendario lunar durante el que los chinos honran a los espíritus de sus antepasados.

25 minutos

Toma el tranvía eléctrico de Nagasaki hasta la estación de la catedral de Oura

Catedral de Oura Un centro del cristianismo en Japón

En su día, ser cristiano en Japón se castigaba con la pena de muerte y la catedral de Oura, construida en 1864 por misioneros franceses, es un homenaje a los 26 mártires cristianos ejecutados por el gobierno en 1597 por sus creencias.

En esta iglesia se congregó una comunidad burguesa de comerciantes occidentales instalados en Nagasaki tras la abolición de la política de aislamiento del país. Hoy, es la más antigua en pie de todo Japón y una muestra impresionante de la arquitectura europea contemporánea. Es el primer edificio de estilo occidental declarado Tesoro Nacional y cuenta con un museo adyacente, donde podrás descubrir todos los detalles de la agitada historia del cristianismo en Japón.

Jardín Glover Un enclave de mansiones occidentales

Ponte en la piel de un comerciante occidental que vive en el Nagasaki del siglo XIX en jardín Glover, a un paso de la catedral de Oura. Este antiguo enclave para residentes extranjeros que se congregaron en la ciudad después de que esta se abriera como puerto franco todavía conserva su antiguo toque europeo.

Los nueve lujosos edificios de estilo occidental se encuentran en un parque montañoso con hermosas vistas de la ciudad y el puerto. Una de las atracciones más famosas es la Glover House, antigua residencia del comerciante escocés Thomas Glover (1838–1911). Glover se trasladó a Nagasaki en 1859 y después ayudó a los revolucionarios en un golpe que derrocó al shogunato Tokugawa en la Restauración Meiji de 1868.

40 minutos

Toma el tranvía eléctrico de Nagasaki hasta la estación del Parque de la Paz

Parque de la Paz de Nagasaki Conoce la lúgubre historia de Nagasaki

Hiroshima y Nagasaki son las únicas ciudades del mundo que han sufrido los efectos radioactivos de ataques con bombas atómicas. El Parque de la Paz, cerca del epicentro del bombardeo del 9 de agosto de 1945, es hoy un símbolo de paz mundial. Cada año, coincidiendo con la fecha de la desgracia, se celebra una ceremonia conmemorativa delante de la estatua de la paz de 10 metros de alto.

20 minutos

Toma el tranvía eléctrico de Nagasaki hasta la estación de Shinchi-Chukagai

Barrio chino de Nagasaki El barrio chino más antiguo de Japón

Qué mejor que terminar tu día en Nagasaki cenando en el barrio chino de la ciudad, el más antiguo de todo Japón. Deléitate con alguna de las especialidades con influencia china típicas de Nagasaki y conocidas en todo Japón, como los fideos chanpon.

Este barrio chino también es el foco central del Festival Anual de Farolillos de Nagasaki, que se celebra durante los 15 primeros días del Año Nuevo Chino y en el que la ciudad se adorna con 15 000 farolillos.

Día 2

1 hora y 50 minutos

Desde la estación de Nagasaki, toma el tren marítimo. En la estación de Haiki, cambia a un tren regional de la línea Sasebo hacia la estación de Arita.

Arita Los orígenes de la alfarería japonesa

Arita , con una historia de 400 años y ubicada en la prefectura de Saga, presume de ser el origen de la porcelana japonesa. Las piezas que se fabrican aquí se caracterizan por su base blanca translúcida y las exquisitas y vistosas decoraciones. Esta localidad también se conoce por la producción de lo que los coleccionistas europeos llaman Imari, un tipo de porcelana que debe su nombre al puerto homónimo desde el que se exportaba la cerámica. Este tipo de alfarería fue muy apreciada por la realeza y la aristocracia tanto en Europa como en Turquía durante los siglos XVII y XVIII.

Descubre cómo empezó todo

Visita el Museo de Cerámica de Arita para descubrir los secretos de este tipo de alfarería y sus humildes orígenes en este pueblo del interior. Arita ha forjado fuertes lazos con la ciudad alemana de Meissen, también famosa por su porcelana.

Aprende de profesionales

Imaemon lleva 400 años en el sector y es el fabricante de porcelana más famoso de Japón. Visita el Museo de Antigüedades Cerámicas de Imaemon para descubrir técnicas que se han utilizado durante siglos, generación tras generación, para producir la cerámica Iro-Nabeshima, caracterizada por sus coloridas decoraciones esmaltadas.

Llévate a casa piezas exquisitas

La Feria de Cerámica de Arita se celebra anualmente del 29 de abril al 5 de mayo, coincidiendo con la Semana Dorada, y tiene una tradición de cien años. Durante la feria se instalan unos 500 puestos en los 4 kilómetros de la calle Sarayama, donde encontrarás todo tipo de cerámica a precios muy variados.

25 minutos

Toma un taxi al pueblo de Okawachiyama

Pueblo de Okawachiyama Un pueblo con cultura alfarera entre las montañas

Okawachiyama es un pueblo pequeño y apartado enclavado entre montañas. Tras encontrar grandes cantidades de caolín en la zona, esta localidad se convirtió en la pionera de la producción de porcelana de todo Japón. Aquí hay numerosos hornos de cerámica, lo que ha hecho que se conozca como Hiyo-no-sato, o el pueblo oculto de los hornos de cerámica.

Un homenaje a la alfarería japonesa

Admira la meticulosa y maravillosa naturaleza de la porcelana japonesa mientras descubres el pueblo de Okawachiyama y sus hornos escalonados. En el parque Nabeshimahano, las ruinas de antiguos hornos contrastan con las piezas de cerámica moderna.

Día 3

1 hora y 10 minutos

Desde Okawachiyama, toma un taxi hasta la estación de Imari. Desde allí, toma la línea JR Chikuhi hasta la estación de Karatsu.

Karatsu Una localidad costera rodeada por una rica naturaleza

Karatsu es una población costera frente al mar de Genkai, famosa por la cerámica del mismo nombre. Completa tu visita con un paseo por los 5 kilómetros de arena de la magnífica playa de la bahía de Karatsu, en la que se alzan grupos de pinos salgareños.

Pinta piezas de cerámica local

En comparación con la colorida cerámica de Arita y la majestuosa porcelana de Imari, las piezas de alfarería de Karatsu suelen tener un tono mucho más terroso. Se conoce por seguir la estética del wabi sabi de «la imperfección, lo efímero y lo incompleto».

En la Galería de Cerámica Karatsu-yaki, en la segunda planta del edificio Furusato Kaikan Arpino, tendrás la posibilidad de conocer más detalles de este tipo de cerámica gracias a sus aproximaciones históricas y a las numerosas exposiciones. Además, podrás pintar piezas de cerámica local.

20 minutos

Castillo de Karatsu El castillo de la Grulla Danzante

Construido en 1608, se cree que el castillo de Karatsu encarna la belleza de una grulla que extiende sus alas. Dirígete al mirador frente a la bahía de Karatsu para disfrutar de espectaculares vistas al mar.

Dedica algo de tiempo a dar un paseo por el parque que rodea el castillo, donde cada primavera florecen 500 cerezos y glicinias.

20 minutos

Sala de muestas de Hikiyama (Festival de Karatsu Kunchi) Una procesión de carrozas

En otoño la ciudad cobra vida con la procesión de carrozas con motivo del Festival de Karatsu Kunchi , uno de los eventos anuales más destacados de esta ciudad.

Independientemente de la época en la que viajes, puedes contemplar la exposición de estas enormes carrozas hikiyama en la sala de muestras de Hikiyama, situada al lado del santuario Karatsu. La base de las carrozas hikiyama se consigue juntando capas con cientos de trozos de papel washi en moldes de madera o barro, que luego se pintan en tonos rojos, dorados y plateados. Su historia se remonta al año 1819, cuando se hizo un león rojo como ofrenda para el santuario.

Más Para Explorar
Península de Itoshima Un refugio recóndito para senderistas y un retiro de playa

Dirígete hacia el este desde la prefectura de Saga y te encontrarás con la península de Itoshima, un paraíso de arena y un secreto muy bien guardado por muchos de los habitantes de la zona, a menos de 1 hora del centro de la ciudad de Fukuoka. La zona cuenta con una combinación de rutas de senderismo y playas inmaculadas, y el mirador de la puesta de sol de Futamigaura, donde se alza la famosa pareja de rocas Meoto Iwa , unidas por una cuerda.