Canal de Hachiman-bori 八幡堀

Hachiman-bori Canal
Hachiman-bori Canal

Haz un recorrido en barco por el canal de Omihachiman y empápate de la fascinante historia de la ciudad

El canal de Hachiman-bori ofrece la posibilidad de disfrutar de un apacible crucero a través de sus aguas sin necesidad de remar. Basta con que te relajes y disfrutes de esta travesía de ensueño, la cual te permitirá recorrer las calles de la ciudad y conocer la historia japonesa que se esconde tras ellas.

No te pierdas

  • La impresionante arquitectura japonesa de los edificios situados a orillas del canal
  • El Museo de la Ciudad de Omihachiman, donde podrás conocer todo sobre la historia y el folclore de esta localidad

Cómo llegar

Desde Kioto y Osaka hay trenes JR con destino a la estación de Omihachiman,

situada a poco más de 3 kilómetros a pie o 10 minutos en taxi o autobús del canal.

Datos breves

El canal tiene una longitud de casi 5 kilómetros

En el pasado, este canal sirvió como límite divisorio entre las zonas de residencia de las distintas clases y castas de la ciudad

El canal es un lugar excelente para contemplar los cerezos en flor y las hojas de estos árboles en otoño

La arteria principal de la ciudad de Omihachiman

Hachiman-Bori es un canal artificial que recorre el centro de la ciudad de Omihachiman y la une con el lago Biwa , el más grande de todo Japón.

A finales del siglo XVI, la ciudad se encontraba bajo el control de los Toyotomi, una familia de nobles que, a fin de impulsar el desarrollo de esta ciudad fortificada, decidió conectarla con el lago Biwa . Esto hizo que Omihachiman se convirtiera en un epicentro comercial entre Kioto y Tokio, mucho antes de que existiera el transporte por carretera y el famoso sistema ferroviario japonés. En aquella época, el canal servía además como límite divisorio entre la nobleza y el resto de los ciudadanos de a pie.

El casco antiguo situado junto al canal

Afortunadamente, la ciudad de Omihachiman supo conservar el canal incluso después de que la aparición del transporte ferroviario y de carretera lo dejara obsoleto. En la actualidad, el canal ofrece a los visitante la posibilidad de hacer un recorrido en barco a través de sus aguas.

Muchos de los tradicionales almacenes de fachada blanca, conocidos como kura, y las machiya o casas de madera de Hachiman-bori han sobrevivido intactos al paso del tiempo y dan constancia, aún a día de hoy, del pasado mercantil de la ciudad. Uno de los mejores lugares para poder contemplar de cerca estos edificios históricos es la calle Shin-Machi Dori.

Si eres un apasionado del cine japonés, es posible que reconozcas algunos rincones al pasear por el canal, ya que muchas zonas, dado su ambiente histórico, han sido escenario de películas y programas de televisión diversos a lo largo de los años.

Embárcate en un recorrido a través de la historia de la ciudad

Una de las mejores maneras de conocer más detalladamente todo lo que el canal Hachiman-Bori tiene que ofrecer, es tomando un crucero a través de sus aguas. Varios operadores turísticos ofrecen recorridos de longitudes diversas sobre los que podrás más información en la oficina de turismo, situada en la estación de Omihachiman. Es más, allí podrás incluso solicitar al personal que te reserve una plaza.

Si te apasiona la historia, visita el Museo de la Ciudad de Omihachiman donde podrás conocer el fascinante pasado del canal, la influencia que este tuvo en la región y el papel que desempeñó en el desarrollo de la ciudad. Allí, también podrás visitar el Museo de Historia y Etnografía, situado dentro de sus instalaciones.

Cerca de Canal de Hachiman-bori

Hachiman-bori Canal Historia
Canal De Hachiman-Bori Omihachiman-shi, Shiga-ken
Sagicho Matsuri Festivales Y Eventos
Festival Del Fuego De Omihachiman Sagicho Omihachiman-shi, Shiga-ken
Sagawa Art Museum Arte Y Diseño
Museo De Arte De Sagawa Moriyama-shi, Shiga-ken
Fall Foliage of Kongorin-ji Historia
Templo Kongorinji Echi-gun, Shiga-ken
Relajación
Ogoto Onsen Otsu-shi, Shiga-ken
Fall Foliage of Hyakusai-ji Historia
Templo Hyakusaiji Higashiomi-shi, Shiga-ken