Parque de los macacos de nieve de Jigokudani 地獄谷野猿公苑

jigokudani yaen-koen
jigokudani yaen-koen

Los macacos salvajes se adueñaron de este onsen

En un tranquilo valle al sur de la ciudad de Nagano se encuentra una atracción única en el mundo. En el parque de los macacos de nieve viven manadas de primates japoneses que bajan de las frías montañas para calentarse en las aguas termales. Les encanta bañarse tanto como a los humanos y, en este parque, los visitantes tienen la oportunidad de ver cerca a estos seres normalmente elusivos.

No te pierdas

  • Pasear hasta el parque de los macacos a través de un tranquilo bosque
  • Observar todo lo que hacen los monos alrededor de las piscinas
  • Contemplar a las traviesas y adorables crías de macaco

Cómo llegar

Los monos viven lejos en las montañas y se tarda en llegar hasta allí.

Lo bueno es que los autobuses van a Kanbayashi Onsen (cerca del sendero que conduce al parque) desde muchos destinos populares de la prefectura, incluidos Nagano (40 minutos), Nozawa Onsen (30 minutos), Shiga Kogen (30 minutos) y Yudanaka Onsen y Shiba Onsen (10 minutos).

Desde Kanbayashi Onsen, date un paseo de 25 a 40 minutos por un sendero a través del bosque hasta el parque de los macacos de nieve. El sendero es transitable durante todo el año.

Datos breves

Los macacos japoneses, más comúnmente llamados «macacos de nieve», son los primates no humanos que viven más al norte

El parque también se conoce como el «parque de los macacos de Jigokudani» o Jigokudani Yaen Koen

Más divertido que una bañera llena de monos

En las estribaciones de Shiga Kogen, a lo largo del río Yokuyu, se encuentra Jigokudani, o «Valle del Infierno». Un tercio del año está cubierto por un gran manto de nieve y su entorno accidentado y su actividad geotérmica evocan una similitud con el Hades. Los bosques y montañas circundantes albergan cientos de familias de monos.

La posada termal Korakukan Ryokan lleva abierta en el valle desde mediados del siglo XIX. A lo largo de los años, las tropas de monos bajaban y, de vez en cuando, comían de la mano de los huéspedes que descansaban en el baño al aire libre. Los monos se acostumbraron rápidamente y cada vez se sentían más cómodos. Nadie sabe la primera vez que se bañó uno de los monos, pero entre su comunidad rápido se corrió la voz de que los humanos se traían algo entre manos en las piscinas calientes.

El parque de los macacos de nieve se abrió en 1964 para que estos animales que buscaban calor pudieran disfrutar del onsen y dejaran un poco de espacio a los humanos que se hospedaban en la posada, a la vez que brinda la oportunidad de aprender sobre el comportamiento de los primates.

El parque también tenía como objetivo mantener a los monos en la zona y lejos de su otra gran afición: saquear las tierras agrícolas vecinas. Desde su inauguración, el personal del parque se ha ocupado de alimentar a los monos diariamente. Viven en las montañas circundantes, pero bajan a por la comida gratuita.

Los monos visitan los baños durante todo el año, pero tienden a pasar mucho tiempo en ellos durante las estaciones más frías. Por lo general, de diciembre a marzo es la mejor época para visitarlo.

Los macacos más monos de Japón

El sendero de 2 kilómetros desde Kanbayashi Onsen atraviesa un tranquilo bosque. Está especialmente bonito durante el invierno, así que, la caminata te gustará tanto como ver a los monos. A lo largo del camino por el bosque hacia los baños hay indicaciones que informan a los visitantes de la jerarquía social de los macacos, su comportamiento y la crianza.

Según te acercas a los baños, empezarás a encontrarte con los monos. Por lo general, cuanto más te acerques, más habrá. Estos trepadores de árboles desenfadados hacen vida propia y se bañan cuando les apetece. Además, están totalmente acostumbrados a tener cerca a los humanos, por lo que podrás sacarles fotos, pero te ignorarán por completo.

Los monos se miran, pero no se tocan (reglas del parque)

No les des de comer, no les toques, no los acaricies, no los molestes ni les lances bolas de nieve. No les enseñes los dientes (especialmente a los machos grandes), y sobre todo, no te bañes con ellos.

Cuando se acaba el día

Cuando hayas terminado de ver a los monos, dirígete a Yudanaka o Shibu Onsen para bañarte. O mejor aún, pasa la noche en una de las posadas locales para relajarte en un onsen sin monos alrededor.

Si planeas hacer algún deporte de invierno después de pasar un día con los macacos, Shiga Kogen y Nozawa Onsen se encuentran a media hora en autobús.

Cerca de Parque de los macacos de nieve de Jigokudani

jigokudani yaen-koen Atracciones
Parque De Los Macacos De Nieve De Jigokudani Shimotakai-gun, Nagano-ken
Yudanaka-Shibu-onsen-kyo Hot Spring Village Relajación
Shibu Onsen Shimotakai-gun, Nagano-ken
shiga-kogen highlands area Acción Y Aventura
Estación De Esquí Shiga Kogen Shimotakai-gun, Nagano-ken
Yudanaka Onsen Relajación
Yudanaka Onsen Shimotakai-gun, Nagano-ken
None Acción Y Aventura
Shiga Kogen Shiomotakai-gun, Nagano-ken
Higashi-Tateyama Kozan Botanical Garden Atracciones
Jardín Botánico De Higashi Tateyama Shimotakai-gun, Nagano-ken
  • HOME
  • Parque de los macacos de nieve de Jigokudani