Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

Acércate a uno de los volcanes más activos de Japón

El Sakurajima es un volcán de mucha actividad, situado a solo cuatro kilómetros de la animada ciudad de Kagoshima .

Este volcán de 1117 metros de altura forma parte del parque nacional Kirishima Kinkowan y entra frecuentemente en erupción, esparciendo cenizas a miles de metros de altura.

No te pierdas

  • Observar alguna de las cientos de erupciones que se producen anualmente
  • Pasear por el paisaje espectacular de los campos de lava
  • Relajarte en un pediluvio de origen volcánico cerca de la terminal del ferri

Cómo llegar

Accede con facilidad a Sakurajima en un ferri desde la ciudad de Kagoshima . O también puedes viajar en coche desde la península de Osumi .

Los ferris hacia Sakurajima zarpan cada 10 o 15 minutos a lo largo del día y el trayecto dura aproximadamente 15 minutos.

En el puerto de Sakurajima, puedes subir a uno de los ocho servicios diarios del autobús turístico, con paradas en los principales lugares de interés de la isla. En el centro de atención al visitante de Sakurajima se pueden alquilar bicicletas.

Explora la belleza árida de los campos de lava

Tanto si te gusta explorar con calma como si eres un fanático del senderismo, Sakurajima es el sitio ideal para ver de cerca la fuerza bruta de la naturaleza.

Un paseo por los campos de lava curiosamente tranquilos es un inquietante recordatorio de erupciones pasadas. Echa un vistazo al volcán desde el observatorio de Yunohira, el mirador más cercano al cráter. Si tienes suerte de presenciar una erupción, verás una gran nube de ceniza gris lanzada a miles de metros de altura y notarás un olor a azufre en el ambiente.

Vistas de Sakurajima desde el mirador de Yunohira

Explora pedaleando

Si prefieres desplazarte a tu propio ritmo, en la terminal de ferri y en el centro de atención al visitante de Sakurajima podrás alquilar bicicletas eléctricas. El recorrido completo por el volcán cubre 36 kilómetros e incluye unas vistas magníficas de la bahía de Kinko, la península de Osumi , Kaimondake y, por supuesto, el propio volcán. Desde la terminal de ferri hay otras rutas más cortas para recorrer en bicicleta.

Para apreciar una erupción, lo ideal es ir en bici. Si estás de suerte, incluso verás algún delfín en la bahía de Kinko mientras te impregnas de la agradable brisa marina. A mitad de camino, no te pierdas la puerta enterrada del santuario Kurokami, que muestra la cantidad de lava expulsada por el volcán durante la gran erupción de 1914.

Rábanos gigantes y naranjas pequeñas

Algunos productos agrícolas procedentes del suelo volcánico de Sakurajima son un tanto curiosos. En el volcán crecen el rábano más grande del mundo, que puede llegar a pesar 45 kilógramos, y la naranja más pequeña que se pueda pelar. Participa en la cosecha de temporada y tendrás la oportunidad de relacionarte con la gente local y conocer sus curiosos productos.

Relajación volcánica

En una excusión por Sakurajima, ya sea a pie, en bici o autobús, no puede faltar un baño relajante en auténticas aguas termales volcánicas. Haz un alto en el pediluvio del parque Nagisa para descansar los pies agotados antes de volver a la ciudad de Kagoshima .



* La información mostrada en esta página podría cambiar debido a la COVID-19.

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages