Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

world heritage world heritage

Los sitios cristianos ocultos en la región de Nagasaki (UNESCO)

Tras la prohibición de la religión por parte del shogunato Tokugawa, a principios del siglo XVII, la pequeña congregación cristiana se vio obligada a las prácticas clandestinas.

El cristianismo se introdujo en Japón a mediados del siglo XVI y pronto se hizo popular en Nagasaki y las islas cercanas de Amakusa . Durante tu visita encontrarás ruinas de un castillo, iglesias reconstruidas y reliquias religiosas, testimonios de una historia de rebeliones en la zona contra el shogunate, y de rituales forzados de renuncia a la fe cristiana, seguida de la posterior liberalización de esta práctica religiosa a mediados del siglo XIX.

kattyan/PIXTA

Asociación de Turismo de la Prefectura de Nagasaki

No te pierdas

  • Explorar las ruinas del Castillo Hara, escenario de la una rebelión local de agricultores cristianos alrededor del año 1600
  • Subir al monte Unzen para admirar el escarpado terreno volcánico y disfrutar de baños termales
  • Visitar las iglesias, muy bien conservadas, de las islas de Amakusa y Hirado

Tres siglos de persecuciones religiosas

Durante un corto período de tiempo en el siglo XVI, el cristianismo se instaló en Nagasaki y las islas de Amakusa de la mano del misionero jesuita Francisco Xavier. Unas décadas más tarde, en 1614, el shogunato Edo prohibió la práctica de esta religión y sus seguidores se vieron obligados a la clandestinidad si no querían enfrentarse a la muerte o la tortura.

Aunque muchos cristianos tuvieron que renunciar a su fe, un buen número encontró la manera de seguir con sus prácticas religiosos en secreto. Sin la orientación de sacerdotes ni instituciones, esta religión evolucionó poco a poco hasta alcanzar un carácter propio y distintivo.

Basílica de los Veintiséis Santos Mártires de Japón

Con la Restauración Meiji (1868-1912), Japón abrió su mentalidad y en 1873 se levantó la prohibición contra el cristianismo. De esta forma, los seguidores de esta religión, que habían seguido con sus prácticas clandestinas durante años, pudieron de nuevo expresar su fe con total libertad. La mayoría de iglesias de la zona se construyeron durante este mismo período, a mediados del siglo XIX; destaca especialmente la catedral de Oura, una iglesia católica dedicada a los 26 mártires ejecutados por crucifixión en la colina de Nishizaka, en el corazón de Nagasaki .

Una revuelta sangrienta que terminó en un largo reinado del terror

Para conocer de primera mano la historia de la persecución cristiana, visita el pueblo de Shimabara , en el extremo sur de Nagasaki . Durante casi cinco meses, los agricultores se levantaron contra el shogunato para oponerse a la opresión religiosa y al aumento de los impuestos. La rebelión terminó en un enfrentamiento abierto contra un batallón de unos 120 000 combatientes y una batalla final en el Castillo Hara, en abril de 1638. El derramamiento de sangre solo sirvió para fortalecer aún más la decisión del gobierno de restringir la religión.

Durante tu visita a Shimabara verás cimientos de piedra, puertas de un castillo y un monumento de piedra en honor a la revuelta. Este lugar se encuentra frente al océano, por lo que es ideal para tomar magníficas instantáneas.

Si tienes pensado dedicar algo más de tiempo a la zona, no dejes de subir al monte Unzen , un volcán activo con un campo de actividad geotérmica burbujeante. Si bien en su día era donde se enviaba a los cristianos como castigo, hoy esta zona acoge posadas tradicionales y balnearios onsen en un espléndido marco escarpado.

Monte Unzen

El hogar del revolucionario local de la religión

Puedes ir en ferri desde Shimabara hasta las islas de Amakusa , un rocoso archipiélago de exuberante vegetación e idílicas localidades costeras. Aquí nació Amakusa Shiro, el líder la Rebelión de Shimabara. Tras la prohibición del cristianismo, esta zona se convirtió en el refugio de la mayoría de devotos cristianos clandestinos, conocidos como «kakure kirishitan» y obligados a llevar sus prácticas religiosas y oraciones en habitaciones secretas y a crear estatuas de la Virgen María camufladas para que se parecieran a los tradicionales kannon budistas.

Acércate a la isla principal de Shimoshima, donde se alzan múltiples iglesias católicas de principios del siglo XX y el Museo Cristiano de Amakusa.

Acércate a la isla principal de Shimoshima, donde se alzan múltiples iglesias católicas de principios del siglo XX y el Museo Cristiano de Amakusa.

Iglesia Sakijin en Amakusa

Puedes explorar en coche las cercanas islas de Ueshima y Oyano, donde podrás ilustrarte más sobre la historia de la clandestinidad del cristianismo de esta zona en el Museo de Santa María y el Museo de Amakusa Shiro.

Iglesias al noroeste de Nagasaki

Si continúas hasta el noroeste desde Nagasaki, te encontrarás con la ciudad de Sotome. Al igual que en Amakusa, también aquí se ocultaron las prácticas religiosas cristianas hasta mediados del siglo XIX. Con la Restauración Meiji, algunas iglesias volvieron a esta zona, entre las que destaca la de Shitsu, que a día de hoy aún sigue en activo y luce su apariencia original después de los trabajos de reconstrucción que se han llevado a cabo.

Una isla en la que vivieron jesuitas, holandeses y británicos

Continúa el recorrido hacia el noroeste de la isla de Hirado para contemplar un hermoso paisaje, iglesias cristianas, un castillo del siglo XVII y mucho más. En el Museo Shima no Yakata de la isla de Ikitsuki podrás contemplar coloridas vidrieras decoradas y otras reliquias del cristianismo encontradas en la zona. Además del significativo pasado religioso, durante décadas la isla de Hirado mantuvo relaciones comerciales con mercaderes holandeses y británicos, antes de que se les obligara a instalarse en la isla de Dejima , en 1641. En la zona encontramos testimonios de estas antiguas relaciones con otras culturas, como el monumento en honor a William Anders o el puente holandés.

Isla de Hirado

Cómo llegar

Puedes acceder a Nagasaki , en la zona oeste de Kyushu, las cercanas islas de Amakusa y Hirado con la línea JR Kamome, a la que podrás enlazar desde la estación de Hakata en Fukuoka.

Palabras clave

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages