Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

Viajar a Japón ‘low cost’: guía para mochileros y viajeros con presupuesto limitado

 

Durante años, Japón ha tenido la reputación de ser un destino muy caro, pero creemos que ya es hora de acabar con ese mito. ¿Cómo? Acompañando a Charlie Gaisford en su viaje por Japón a principios de 2020, donde se sorprendió cuánto podía hacer por muchos menos yenes de lo que pensaba. Te dejamos con sus experiencias, consejos y recomendaciones tanto para mochileros como para personas que buscan conocer algo de Japón con un presupuesto limitado.


“Viajar de mochilero" y “Japón” no son dos conceptos que suelan aparecer en la misma frase. A pesar de esto, os voy a explicar como no hay ninguna razón por la que no puedas tener un viaje increíble a Japón con un presupuesto limitado. En marzo, mi novia Rosie y yo aterrizamos en Tokio, justo cuando las preciosas flores de cerezo estaban floreciendo.

 

Este fue el último tramo de nuestro viaje de año sabático, después de cuatro meses de working holiday en Australia y un mes recorriendo Vietnam. A pesar de las increíbles experiencias vividas, nos enamoramos inmediatamente de Japón y quedamos devastados cuando nuestro viaje se vio interrumpido por la crisis del coronavirus después de apenas dos semanas. Estamos deseando volver lo antes posible, y estos son los motivos:


 

COMIDA

Hablemos primero de la comida, después de todo, la gastronomía japonesa se encuentra entre las mejores del mundo. En Japón puedes encontrar comida barata y de gran calidad en todas partes, solo necesitas saber dónde buscar. Para viajeros con bajo presupuesto, es importante aprovechar las opciones que ofrecen las geniales tiendas de conveniencia (konbini en japonés) como 7/11 o Lawson, donde pueden encontrarse excelentes desayunos, almuerzos y snacks. En Japón hay muchísimos pequeños establecimientos especializados en un tipo de producto o incluso los supermercados ofrecen una gran variedad de deliciosos alimentos frescos, que incluyen bandejas bento, sushi e incluso mochi. El almuerzo comprado en un supermercado no le costará más de 500¥ (alrededor de 4€).
Aunque comer en las tiendas de conveniencia es genial, es importante también comer en restaurantes y disfrutar de las delicias de la hospitalidad japonesa. ¿Qué mejor manera de sumergirse en la cultura gastronómica de Japón que visitar un restaurante de ramen tradicional? En Japón hay más de 10.000 locales de ramen, que sirven deliciosos platos de caldo con fideos, por lo que es importante encontrar el mejor de todos ellos. Usando Tripadvisor puedes encontrar lugares que han sido bien calificados por otros viajeros y locales casi en cualquier parte. Por mi parte, puedo recomendaros el Hakata Furyu en Akihabara (Tokio) y Sakunosaku en Osaka.

 

Por un ramen de buena calidad, lo normal será pagar entre 500-800¥ (alrededor de 4-6,3€) por bol. Se pueden encontrar opciones de ramen más baratos en cadenas de restaurante como Yoshinoya, donde los precios de los fideos comienzan en 400¥ (alrededor de 3€), sin embargo, encontré un gran placer al descubrir tesoros en forma de pequeños locales donde la calidad y el ambiente hicieron que valiera la pena pagar un poco más.

Los "trenes de sushi" también son una forma genial de salir a comer a restaurantes con un presupuesto limitado. Uno de los restaurantes más populares es Genki Sushi, con una ubicación ideal junto al cruce de Shibuya en Tokio. En estos locales, hay unas cintas transportadoras sobre las que “ferrocarriles” recorren el restaurante a gran velocidad entregando los platos de sushi a los comensales. La mayoría de los platos de sushi cuestan alrededor de 120¥ (0,95€ por dos piezas), pero que no te asuste el bajo precio: ¡está delicioso! En Genki también sirven cócteles baratos y copas de vino de la casa desde 100¥ (alrededor de 0,80€). De esta forma, es posible comenzar tomando una sopa de miso, comer tres platos de sushi (2 piezas cada uno) y una copa de vino por menos de 600¥ (alrededor de 4,75€).

Como nota final, en Japón es fácil encontrar una gran cantidad de comida occidental barata, desde estadounidense hasta italiana. Pero realmente, ¿vas a recorrer medio mundo para comer McDonald’s? Una de las partes más gratificantes de nuestro viaje fue salir a comer y descubrir por qué la cocina japonesa es tan especial.

 
 

ALOJAMIENTO

Los albergues y los hoteles económicos son la forma más barata de alojarse en Japón. Proporcionan un alto nivel de limpieza y sorprenden en cuanto al nivel de confort que ofrecen. En Tokio pasamos cinco noches en el magnífico albergue & AND de Minamisenju. Dependiendo de la época del año en la que viajes a Japón, puedes calcular pagar desde apenas 3000¥ hasta 6000¥ (aproximadamente 23,7-47,5€) por noche por una pequeña habitación doble en un albergue (precios por habitación). La forma más barata de alojarse en Tokio es en un dormitorio compartido, los precios pueden ser tan bajos como tan solo 1500¥ por noche por persona (alrededor de 11,8€).

Es importante asegurarse de que el alojamiento elegido esté ubicado en un lugar con buena conexión, es decir, cerca de una estación de metro o tren o, mejor aún, a poca distancia de algún lugar de interés turístico. En Tokio, el área de Asakusa es una buena opción para alojarse. Está a un tiro de piedra del hermoso templo Senso-ji y del Tokyo Skytree. Eso sí, está alejado de los distritos de Shinjuku y Shibuya, lo permite que los precios son más bajos, ¡pero gracias a las conexiones ferroviarias no se necesitan más de 20 minutos para llegar al centro de la ciudad!

En Osaka, el alojamiento para los mochileros es incluso más barato que en Tokio. Puedo recomendaros las bulliciosas zonas de Dontonburi o Namba. Las calles de neón están llenas de bares luminosos y una increíble oferta de comida callejera. Estos deliciosos platos conquistan tanto al paladar como a la cartera. Aquí es posible encontrar literas individuales en dormitorios compartidos por no mucho más de 1000¥ (en torno a 8€) por persona y noche.
Kioto tiene una selección igualmente impresionante de alojamiento económico de alta calidad. La estación de Kioto está muy bien ubicada por lo que es genial para alojarse; puedes caminar hasta el famoso distrito de Higashiyama. En Kioto, puedes alojarse en K's House Kyoto, donde las tarifas comienzan desde cerca de 1000¥ (alrededor de 8€) por persona y noche.

Si visitas el monte Fuji, hay varias ciudades cercanas en las que puedes hacer noche. Nosotros elegimos Fujikawaguchiko porque tenía conexiones regulares de autobús con Tokio y estaba relativamente cerca (poco más de 2 horas) de la misma. En Fujikawaguchiko, recomiendo encarecidamente alojarse en K House Fuji View. Este cómodo albergue cuenta con las vistas más increíbles del monte Fuji. Ofrecen habitaciones dobles estilo cápsula para parejas en dormitorios compartidos, lo cual es genial. Los precios son un poco más altos en los alrededores del monte Fuji, pero no exorbitados, desde 2000¥ (15,8€) por "cápsula" por persona y noche.

 

VIAJES

Antes de ir a Japón, mi plan era comprar el billete de tren Japan Rail Pass de 7 días pero al investigar más a fondo, terminé no comprándolo, y este es el motivo. Aunque el JR Pass, si se usa correctamente, puede tener una buena relación calidad-precio, también es posible desperdiciar una gran cantidad de efectivo si no realizas suficientes viajes para que sea rentable. El JR Pass cuesta aproximadamente 30.000¥ (cerca de 237,6€)) y te permite viajar libremente por Japón con viajes ilimitados en tren durante 7 días.

Si tu viaje incluye recorridos de Tokio a Osaka o Kioto, hay otras formas de viajar por un precio mucho más económico. Una de ellas es coger vuelos internos. Yo volé con Japan Airlines desde Tokio Haneda a Osaka Itami por alrededor de 9.000¥ (71€ aprox). Desde el aeropuerto cogimos un tren local a Kioto por 500¥ (alrededor de 4€).

©Willer, Inc.

Otra forma económica de llegar de Tokio a Osaka es el autobús nocturno. Este tipo de autobús la autopista sale con frecuencia y cuesta alrededor de 7.000¥ (55,4€). La principal ventaja de coger el autobús es que ahorras una noche de alojamiento durmiendo en los sorprendentemente cómodos asientos reclinables.

Japón en su conjunto está muy bien conectado por su red ferroviaria de trenes locales sumamente puntuales. La región donde se ubica Osaka se conoce como Kansai y, una vez allí, es posible comprar el JR Kansai Area Pass, que ofrece viajes ilimitados desde Osaka a ciudades locales populares en la región como Nara, Kioto y Kobe. Cuesta 2300¥ por día (18,2€). Así, dependiendo de tu viaje, si planeas visitar varias ciudades en 24h, este tipo de pase puede ser interesante para ti también. También hay otros pases de tren regionales más económicos para diferentes partes de Japón.

Para llegar al monte Fuji también hay opciones sin el JR Pass, como el autobús expreso con destino al lago Kawaguchi que sale desde Shibuya. Funciona varias veces al día y tarda unas 2 horas en llegar al destino. Los billetes cuestan un poco más de 4000¥ (en torno a 31,5€) para ida y vuelta.

 

Es importante también hacerse con una tarjeta IC o equivalente (tarjetas monedero de diferentes compañías de tren) para viajar dentro de las ciudades de Japón. Al igual que una tarjeta Oyster en Londres, te permite pagar cómodamente el transporte en las ciudad, incluidos autobuses y trenes. Moverte por las ciudades japonesas es sorprendentemente barato en comparación con Londres, por ejemplo. Es difícil calcular cuánto gastarás por día en transporte dentro de una ciudad, pero como regla general, más o menos 300 ¥  (2,3€ aprox) por viaje.

Como en mi viaje solo quería visitar Tokio, el Monte Fuji y la región de Kansai, reduje mis gastos de transporte a aproximadamente la mitad del precio del pase de 7 días del  JR Pass. Esto no quiere decir que el JR Pass no pueda ser un genial compañero de viaje a Japón, si vas realizar muchos traslados, probablemente te compense comprarlo. Por ejemplo, un billete de ida a Fukuoka desde Tokio cuesta 23,000¥  (cerca de 182€), así un viaje en Shinkansen (tren bala) puede llegar a costar casi lo mismo que el JR Pass. Cuando vuelva a Japón, mi objetivo es moverme más y más lejos desde Tokio, así que definitivamente compraré el JR Pass.

 

EXPERIENCIAS

Al contrario de lo que suele pensarse, no hay gastar una fortuna para disfrutar de experiencias increíbles en Japón. Nosotros pasamos 5 noches en Tokio y disfrutamos de una gran variedad de atracciones gratuitas. Todos los templos principales tienen acceso sin coste. El encantador santuario Meiji es mágico y está a un corto paseo de la bulliciosa Shibuya. Amplios senderos serpentean a través de un bosque hasta llegar al santuario, donde la paz y la tranquilidad hacen que sea fácil olvidar que estás en la ciudad más poblada del mundo. En Tokio también es posible visitar el edificio gubernamental metropolitano en Shinjuku. Su plataforma de observación gratuita ofrece impresionantes vistas de la ciudad e incluso del monte Fuji en los días despejados.

Si tienes la suerte de estar en Japón durante la temporada de floración los cerezos sakura, la mejor forma de pasar el día es viéndolos. En Tokio, recomendamos que visites el parque Ueno, el río Meguro y el parque Yoyogi para conocer algunos de los lugares más hermosos en esa temporada. En un día despejado, las flores rosadas y blancas son particularmente impresionantes contra el cielo azul brillante. La entrada a los parques es gratuita, pero intenta visitarlos por la mañana temprano para evitar grandes multitudes.

 

Ir de compras en Japón es un plan genial. Los turistas pueden beneficiarse de un 10% de descuento (IVA) en compras de 5,000¥ o más (desde 39,6€). Todo lo que necesitas es presentar tu pasaporte en el momento de pagar. Tokio tiene infinidad de lugares increíbles para comprar ropa, tecnología y recuerdos. Para productos electrónicos baratos, debes ir a la ‘ciudad eléctrica’, Akihabara. Allí compré un iPhone nuevo aproximadamente un 30% más barato de su precio en Reino Unido.

La calle comercial más de moda de Tokio, Takeshita Street en Harajuku y sus alrededores, es un gran lugar para encontrar ropa vintage única. Puedes pasar horas navegando por las tiendas hasta, finalmente, terminar en Shibuya, donde hay un sinfín de opciones para comer. Si quiere comprar recuerdos baratos, como artículos de papelería, no te pierdas las tiendas Daiso donde la mayoría de los artículos tienen un precio de solo 100¥ (alrededor de 0,80€).

Tokio también ofrece una amplia gama de atracciones con un coste, algunas pueden ser caras, pero sin duda son increíbles y únicas. Debido al COVID-19, muchas de las atracciones estaban cerradas temporalmente en el momento de mi viaje, pero me hubiera encantado visitar Disneyland, Tokyo Skytree, Tokyo Tower y TeamLab Planets. Actualmente, estas atracciones ya han reabierto sus puertas.

 

Las experiencias económicas y gratuitas no se limitan a Tokio. En Kioto, la mayoría de los sitios turísticos principales son gratuitos. Puedes caminar hasta el distrito de Higashiyama, donde sus pequeñas calles conducen a hermosos templos y la impresionante pagoda Yasaka. Una visita a Kioto no está completa sin ver Arashiyama, donde se encuentra el bosque de bambú más famoso (e instagramable) de Kioto. El santuario Fushimi Inari se encuentra a las afueras de Kioto, sus más de 10,000 puertas rojas Torii terminan en la cima del monte. Inariyama, donde puedes caminar durante horas entre los cautivantes jardines. Todos ellos, gratis.

En los alrededores del monte Fuji recomiendo encarecidamente alquilar bicicletas. Nosotros las cogimos en nuestro albergue por 120¥ (0,95€) la hora. Pudimos recorrer el lago Kawaguchi disfrutando de la belleza natural de la zona. También fuimos en bicicleta a la Pagoda Chureito, uno de los lugares religiosos más bellos de Japón. La construcción se posa en una empinada ladera con impresionantes vistas al monte Fuji. Cuando vuelva a Japón, planeo escalar el monte Fuji, cogiendo el autobús que lleva hasta la quinta estación de Kawaguchiko y caminar el resto del camino hasta la cima. El billete de autobús cuesta alrededor de 2000¥ (15,8€) ida y vuelta.

 

Como ya habrás adivinado, ¡me encanta Japón! Espero que este artículo te ayude a acabar con la idea de que Japón es "demasiado caro" para mochileros y personas con un presupuesto limitado. Las increíbles experiencias culturales, la comida extraordinaria y la gente maravillosa hacen que Japón deba estar en la parte superior de la lista de lugares para visitar de los mochileros. Sigue a Charlie en Twitter @charliegaisford para ver los videos destacados de su viaje y mucho más.

AÑADE UN DESTINO FUERA DE RUTA A TU VIAJE

Cuando se viaja por primera vez a Japón siempre se quiere ver los grandes lugares de interés, pero una vez que los tachas de tu lista, creemos que nada completa unas vacaciones como un viaje al verdadero Japón. A continuación, os dejamos algunas ideas de destinos fuera de ruta:

- Los Alpes japoneses (desde Tokio o Kioto) para visitar el castillo de Matsumoto, las montañas de Kamikochi y los hermosos paisajes urbanos y jardines de Kanazawa.
- Niigata y la isla de Sado (desde Tokio) para ver actuaciones de geishas, residencias históricas, baños de sake, tambores taiko y pueblos de pescadores de madera de estilo antiguo.
- Las islas de arte Setouchi (desde Kioto u Osaka) para ver las famosas calabazas de Naoshima, estancias de arte boutique en la isla Teshima, el jardín Ritsurin de Takamatsu y la ruta ciclista sobre puentes colgantes, Shimanami Kaido.
- La península de Izu (desde Tokio) por sus bosques de bambú, espectaculares paredes rocosas, caminatas por la costa, playas de arena blanca y el wasabi más fresco de los alrededores.
- La región de Aizu (desde Tokio), donde abundan las pintorescas líneas ferroviarias, la herencia samurái, los lagos multicolores y la artesanía tradicional.

 

Tipo de cambio utilizado: 1euro=126.25yenes

 

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages