Utilizar icono en páginas para añadir a favoritos

¿Planeas un viaje a Japón?

Comparte tus fotos de viaje con nosotros añadiendo el hashtag #visitjapanjp a tus imágenes

Favoritos

Experiencia viajeros Japonismo nos lleva hasta la región de Tohoku, un Japón por descubrir

Autor: Japonismo
Biografía: Laura y Luis son dos apasionados de Japón. En 2006 crearon Japonismo para compartir su pasión con todo el mundo.

 

La región de Tohoku, al noreste de Tokio, es una gran desconocida entre los turistas que viajan a Japón. Sin embargo, en ella se esconden muchos de los encantos que solemos buscar en un viaje a Japón. Concurridos y espectaculares festivales, tanto en verano como en invierno; Naturaleza espectacular con rutas de peregrinación impresionantes; Templos, santuarios, onsen y, por supuesto, buena comida.

 

De hecho, en Japonismo somos muy fans de Tohoku, así que siempre animamos a nuestros lectores a explorar esta región y conocer y disfrutar de sus tradiciones y sus gentes porque es un lugar maravilloso con mucho que ofrecer.

Y precisamente por eso queremos contaros sobre algunos de esos detalles de Tohoku que a nosotros nos enamoran. Seguro que os vamos a convencer de añadirla a vuestros planes de viaje por Japón.


Grandiosos festivales

 

 

Los festivales de Tohoku son, quizás, de lo más conocido que hay en la región. Por eso no queremos extendernos mucho aquí. Pero no podíamos dejar de mencionar festivales tan populares y concurridos como el Nebuta Matsuri en Aomori, el Kanto Matsuri en Akita, el Sansa Odori de Morioka, el Tanabata Matsuri de Sendai, el Hanagasa Matsuri de Yamagata o el Sansha Taisai de Hachinohe, todos ellos en verano.

Uno de nuestros favoritos es el Kanto Matsuri de Akita. En él, y por la noche, los participantes llevan grandes postes de bambú de los que cuelgan decenas de farolillos y van haciendo equilibrios con ellos. Los sujetan con las manos, con la frente, con la cadera… Es impresionante verlo en directo y más si vais pronto y conseguís espacio en primera fila, como hicimos nosotros. La energía que desprende es brutal.

Si visitáis Tohoku en invierno, también lo disfrutaréis. Y es que en esta estación son populares y numerosos los festivales que usan la nieve como reclamo.


Naturaleza… ¡y onsen!

 

 

Uno de los puntos destacados de Tohoku es su impresionante naturaleza. Un viaje en tren es suficiente: las montañas llenas de frondosos bosques, los valles llenos de casas tradicionales o las gargantas por las que serpentean ríos con aguas de preciosas tonalidades de azul.

 

Si queréis disfrutar de una bonita excursión, os recomendamos acercaros al lago Tazawa. Allí podéis alquilar unas bicicletas y recorrer todo su perímetro, viendo algunos de los santuarios y miradores que hay.

 

Y cuando hayáis acabado, muy cerca tenéis la garganta Dakigaeriv. Aquí se puede hacer una sencilla ruta de senderismo de una hora de duración, perfectamente señalizada y muy plana. Es decir, apta para todos. El camino acaba en una preciosa cascada, pero es que además no podréis quitar ojo del río que discurre por la garganta, porque sus limpias aguas tienen unos colores turquesas espectaculares.

 

Si os apetece algo más relajado, podéis acercaros hasta Matsushima. Una zona costera repleta de pequeños islotes en la bahía llenos de pinos japoneses. Es tan bonito que para los japoneses es una de las tres vistas más bellas de todo el país. Además, podéis subir a un barco que os da un paseo por la bahía y disfrutarla desde otra perspectiva.

 

Y hayáis caminado mucho o poco, no hay nada mejor que un onsen para acabar el día. Nyuto Onsen es el lugar perfecto, con diferentes manantiales de aguas termales rodeados de una exuberante naturaleza. Y con la curiosidad de ser uno de los pocos onsen mixtos que aún quedan en Japón. Aquí no hace falta tener que bañarse cada uno por separado si no se quiere.


Con gran espiritualidad

 

 

Otro de los puntos interesantes de Tohoku, y muy relacionado con el punto anterior, es su gran espiritualidad. La comunión con la naturaleza está aquí más viva que nunca. Evidentemente, en todo Japón vamos a encontrar templos y santuarios, pero en Tohoku son especialmente espectaculares.

 

Uno de los mejores ejemplos es Dewa Sanzan o las tres montañas sagradas de Dewa. Una ruta de peregrinación que nos lleva a tres santuarios diferentes, a cada cual más bonito. Unos santuarios, además, que se encuentran escondidos entre frondosos bosques y en los que sentimos la espiritualidad a cada paso que damos. Estos santuarios, aunque conocidos entre los japoneses, no están nada masificados. Así que, si queréis huir del estrés de la gran ciudad, son lugares perfectos.

 

Otro lugar especial es Hiraizumi, que además es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2011. Aquí encontramos varios templos asociados con el budismo de la Tierra Pura de los siglos XI y XII. En algunos casos sólo quedan restos, aunque en otros podemos ver diferentes construcciones aún en pie. Pero en cualquiera de los casos, un paseo por estos lugares os va a dejar con la boca abierta.

 

 

Y si sois de los que os gusta un desafío, os recomendamos el templo Yamadera. Este templo, fundado en el año 860, pertenece a la escuela budista Tendai, y se encuentra construido en las montañas que rodean Yamagata. El desafío aquí está en que, para llegar hasta él, hay que subir más de 1000 escalones por unas escaleras de piedra que serpentean por la montaña. Eso sí, las vistas de los valles de Yamagata, con los acantilados y rocas de las montañas como fondo, quitan el aliento.


Historia de samuráis

 

 

La historia japonesa reciente resulta fascinante. ¿Quién no ha escuchado hablar de los samuráis? Pues Tohoku nos da la posibilidad de profundizar un poco más en esta parte de su historia, para hacer de nuestro viaje mucho más completo.

Un ejemplo es la ciudad de Aizu-Wakamatsu, que se define como “la ciudad de los samuráis”. Aquí samuráis fieles al shogun combatieron contra las tropas del emperador Meiji en una batalla de gran importancia en la guerra Boshin, en 1868. Además de un precioso castillo con tejas rojas, algo único en Japón, en la ciudad encontramos muchísimos recuerdos de aquellos momentos tan especiales en la historia del país, incluyendo la escuela para los hijos de los samuráis.

 

Luego podemos visitar Kakunodate, que es posiblemente el mejor lugar de todo Japón para conocer cómo vivían los samuráis. Y es que aquí encontramos un buen número de antiguas casas de samuráis, perfectamente conservadas. Además, las hay de samuráis de todos los rangos. Y algunas, que pertenecieron a importantes samuráis de la zona, hoy están convertidas en museos que son una maravillosa ventana a un pasado no tan lejano de Japón.


¡Y buena gastronomía!

 

 

Ya hemos hablado de cuáles son los mejores ramen de Japón. Curiosamente, uno de ellos, el de Kitakata, está precisamente en Tohoku. Y aún no conocemos a nadie a quien no le guste un buen bol de ramen. Así que como excusa para visitar Tohoku, no nos digáis que no es buena.

 

Pero no todo en Japón es ramen, claro. Tohoku es famosa por su carne de Yonezawa, una de las razas de wagyu de mayor calidad que hay. O por sus fideos udon en Akita. O por el pescado tanto en la costa de Matsushima como en Aomori. O la lengua de ternera de Sendai, uno de los platos más apreciados por los japoneses. Si os gusta probar platos locales y para vosotros la parte gastronómica es casi tan importante como la turística, Tohoku os va a encantar.

 

Pero es que, además, en Tohoku hay fantásticas bodegas de sake. Uno de los ingredientes principales para hacer un buen sake es el agua. Y en esta región, con la nieve que cae en invierno y sus ríos de aguas limpias que bajan de las montañas, el agua es fantástica. No es de extrañar que, prácticamente en cada ciudad de Tohoku encontremos bodegas en las que poder hacer degustaciones y probar esta bebida tan típicamente japonesa.

 

Como podéis ver, y eso que esto ha sido tan sólo un resumen, Tohoku tiene de todo y para todos. Desde Japonismo os animamos a que os suméis a nuestra pasión por esta región y la añadáis a vuestros itinerarios. No os decepcionará.

 

Please Choose Your Language

Browse the JNTO site in one of multiple languages